• Inicio
  • Blog
  • (TÉCNICA) ¿Qué estoy calmando cuando siento alivio al comer en exceso?

(TÉCNICA) ¿Qué estoy calmando cuando siento alivio al comer en exceso?

4 pasos para comprender y cambiar hábitos
Mònica Lapeyra Pertussini

Foto: Trastorno por atracón (Clínica de familia)

Hace unos días, en consulta, mientras trabajábamos con Irene S. su dificultad para dejar de picotear alimentos basura (chucherías, patatas fritas, chocolates de bajo contenido en cacao, alimentos procesados como galletas...), aún después de comerse el táper saludable que se había llevado al trabajo, soltó la frase clave:

"Bueno, es que comer y atracarme, me calma... Sí, sí, me calma..."

¿Cómo ir cambiando ese programa mental, que suena tan potente e integrado? Sin duda ahí detrás hay alguna creencia limitante, probablemente antigua, que le dificulta dejar de comer en exceso.

Te propongo una primera técnica con la que ir trabajando. Irene y a quien se sienta interpelada. Consta de 4 pasos: 

  1. Cuando te sorprendas a ti misma, a ti mismo, comiendo sin tener hambre ¡párate! Y pregúntate: ¿qué estoy calmando?
  2. Identifica la emoción experimentada en ese instante: ¿tristeza, miedo, cólera, frustración, ansiedad...?
  3. Identifica el origen de esa emoción: ¿qué ha pasado para que me sienta así? ¿Con qué tiene que ver?
  4. Busca una alternativa a seguir comiendo: pegarte una ducha, tomarte una infusión reconfortante, salir a pasear o a comprar, darte un premio no relacionado con la comida -un masaje, un encuentro con una amiga o amigo, buscar música que te guste en Spotify...). Ponla en marcha.

Os recomiendo este libro: Cuaderno de ejercicios para regular tu peso según las terapias cognitivo-conductuales de Sandrine Gabet-Pujol. En él he encontrado esta técnica, hay muchos más ejercicios.

Algunos de ellos los vamos a ir trabajando en los encuentros (presenciales u on-line) de nuestros Retiros HAPPY DETOX, porque son claras y simples de aplicar. Simples, que a veces no tan fáciles, por nuestra mochila emocional o de creencias limitantes. Pero sí son simples...

Si la pruebas y me quieres contar, estaré encantada.