• Inicio
  • Blog
  • (TÉCNICA) Optimismo y "Afortunadamente"

(TÉCNICA) Optimismo y "Afortunadamente"

Viendo la cara amable de la Vida
Mònica Lapeyra Pertussini

(TÉCNICA) Optimismo y

No puedo evitar escribir "Vida" con mayúscula. No me parece posible hacerlo de otra manera. La Vida... es eso tan grande, enorme, generoso y sorprendente, y también exigente a veces, que nos da un paseo para que aprendamos y dejemos un mundo un poquito mejor.

No estoy segura de que escribir Vida con mayúscula y entenderla así sea Optimismo. Sí lo estoy de que es Amor y Atención a lo que me muestra, para poder seguir con más Entusiasmo, Energía, Foco y Conciencia.

Tengo una teoría: si en el mundo hubiera más personas optimistas, felices, agradecidas... habrían menos guerras sangrientas, menos sufrimiento cotidiano, menos discusiones estériles, menos frustración, menos gente que convive con la soledad punzándole las entrañas.

Que el mundo iría mejor,
estoy absolutamente convencida.

Ya vimos otras veces que el optimismo, se aprende. Y no es difícil,  aunque sí requiere practicar y practicar.

Aquí tienes una manera de aproximarte a este aprendizaje:

  1. Querer aprender. Ya sabes que los adultos sólo aprendemos si queremos. ¿Tú quieres?
  2. Aumentar tu autoconciencia. Para este paso, herramientas como el Mindfulness son imprescindibles y muy útiles.
  3. Aplicar alguna técnica: te presento a mi querido  Afortunadamente.

Afortunadamente empieza como un juego que puedes aplicar de manera individual o colectiva: con tu familia para cerrar el día, con tu pareja ante una discusión, con tu equipo de trabajo si algo no ha salido como esperábais.

Observa situaciones cotidianas externas propias o de los demás, de esas que no son un drama aunque preferirías evitártelas:

  • El dentista me ha dicho que tengo 4 caries
  • He perdido la tarjeta VISA

 Busca 3 oportunidades o aprendizajes que se den en cada una de ellas y formúlalas en una frase que empiece por Afortunadamente. Por ejemplo:

  •  Afortunadamente no me tienen que arrancar ninguna muela. Afortunadamente una caries tienen arreglo. Afortunadamente aprendo de esto que debo tener una mejor higiene bucal.
  • Afortunadamente puedo pagar en efectivo. Afortunadamente tendré un duplicado en breve. Afortunadamente es una oportunidad para gastar menos.

A la mente le gusta mucho el drama. Probablemente formulas algunas de estas experiencias con muletillas como Es horrible o Qué desastre o Qué desgraciad@ soy. ¿Es así?

Tengo un amigo traumatólogo que cuando un paciente en consulta le dice:

- Doctor, este dolor es horrible

Él le contesta:

- Hombre... horrible es que se te muera un hijo...

Me parece una manera muy contundente de colocar cada cosa en su sitio y relativizar algunas cosas, como un dolor corporal, que forman parte de la Vida.

En este artículo compartí contigo los beneficios de ser optimista y en este vídeo encontrarás una de las conferencias que di para optimizar el mundo.

En otro post te contaré cómo la Neurociencia explica el efecto del Optimismo en la mente.

Mientras tanto, ¡elige el lado bueno de la Vida!