• Inicio
  • Blog
  • Si pudieras cambiar una sola parte de tu cuerpo

Si pudieras cambiar una sola parte de tu cuerpo

En realidad... ¿hay algo que cambiar?
Mònica Lapeyra Pertussini

Si pudieras cambiar una sola parte de tu cuerpo

Este es un vídeo súper para trabajar el autoconcepto y la autoestima. 

¿Cómo te ves cuando te miras al espejo? ¿Cómo te ves al pasar por un escaparate que te devuelve tu imagen? ¿Cómo te describes cuando te preguntan sobre tu físico?

La verdad... seguimos teniendo mucho trabajo en esta sociedad con el tema de la imagen, la belleza, los estándares, las modas... 

Seguramente sabes que ha habido muchas "bellezas" diferentes a lo largo de la historia de la humanidad. Desde las rellenitas que pintaba Rubens a las anoréxicas que circulan por pasarelas desde hace años. Nos han tocado tiempos difíciles en ese aspecto.

No es fácil aceptarse cuando hay que cumplir con tantos cánones y tanto juicio externo que, al final, se convierte en juicio interno, claro, porque a menudo nos creemos cómo nos dicen que tenemos que ser. Y gastamos mucha energía en lograrlo.

Además de las modas, también hay creencias relacionadas con las emociones y la belleza.

Frases amenazadoras para, por ejemplo, las niñas, cuando se les ha dicho "no te enfades que te pones fea". O con los niños, "si un niño de la clase te pega, tú devuélvesela, machote". "Fea" y "machote". Qué típico y qué limitante para la niña que quiere expresar su ira, con todo su derecho, o para el niño que no quiere entrar en el juego de la agresividad, porque simplemente no va con él. Bufff.... 

Probablemente este vídeo no es del todo real. Los niños son a veces crueles con sus amiguitos y amiguitas, y les dicen "feo", "gordo", "gusano" o "enano", por poner algunos ejemplos muy lights.

Pero la verdad, qué alivio ver, aunque sea desde la metáfora, que algunos niños como los del vídeo se aceptan tal cual y sólo mejorarían su cuerpo para nadar mejor, oir más, volar ¡o teletransportarse!

Cambiar una parte de tu cuerpo 2

Algunas preguntas para la elaboración de los posibles aprendizajes:

  • ¿qué hubieras respondido tú a la pregunta "Si pudieras cambiar una sola parte de tu cuerpo, ¿cuál de ellas cambiarías?"
  • ¿qué diferencias te sugiere el grupo de mayores al compararlo con el de menores?
  • ¿con cuál de los entrevistados, adultos o jóvenes, te has identificado más?
  • ¿recuerdas la primera vez que te avergonzaste de tu cuerpo o de alguna de sus partes?

Puedes escribirme a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo., y comentarme tus respuestas. Si recibo una muestra significativa, la publicaré más adelante.

Atrévete a responderte honestamente...

Enlaces

VÍDEO: si pudieras cambiar una sola parte de tu cuerpo...