Virginia Satir: quiero amarte...

Decir en pocas palabras cosas muy importantes sobre el AMOR

Virginia Satir: quiero amarte...

A mí me maravilla particularmente cómo Virginia Satir, la terapeuta sistémica que fue una de las inspiradoras del desarrollo de la PNL, redacta con tanta precisión y sencillez lo que ocupa enciclopedias enteras...

Aquí habla sobre las relaciones, los vínculos, el Amor. Dice así:

Quiero amarte sin aferrarme,
apreciarte sin juzgarte,
unirme a ti sin invadirte,
invitarte sin exigirte,
dejarte sin sentirme culpable,
criticarte sin hacer que te sientas culpable
y ayudarte sin ofenderte.

Si puedo obtener de ti el mismo trato,
podremos conocernos verdaderamente
y enriquecernos mutuamente.

En realidad, no habla del amor de pareja. Habla de cualquier tipo de vínculo estrecho que puedas establecer. Una amistad, una relación paterno-filial, un trato profesional.

Este poema aparece en el reverso de su libro "En contacto íntimo. Cómo lograr una relación auténtica con uno mismo y con los demás". Porque ¿qué hay más íntimo que escuchar al otro en sus niveles profundos de experiencia... contarle las propias... sentir la empatía que envuelve una relación con sentido... dar sentido a una relación equilibrada...?

A ese tipo de intimidad se refiere Satir en su libro. Que, por cierto, concluye con esta frase, que le pido prestada y con su permiso, te dedico:

Deseo que tengas buena suerte
y, sobre todo,
que te ames a tí mismo, a tí misma.

 

Soy más de desear Feliz Año Nuevo que Feliz Navidad

Antigua y Bella Bendición Irlandesa

Soy más de desear Feliz Año Nuevo que Feliz Navidad

Porque para mí tiene más sentido el Año Nuevo que la Navidad en sí.

Por lo que representa de nueva etapa, de estupendo momento para hacer revisión del que se acaba, recoger los aprendizajes si los hay, para atreverse a desear cosas nuevas y para comprometerse con ellas... Y más todavía en un año como el 2020, que ha tenido tela.

Esta es una bonita antigua bendición irlandesa, que he tomado para expresar mis deseos en este cambio de Año. Comparto aquellos fragmentos con los que más identifico mis deseos hacia las personas que aprecio.

¡Feliz 2021!

Que el camino salga a tu encuentro. Que el viento siempre esté detrás de ti y la lluvia caiga suave sobre tus campos. Que vivas por el tiempo que tú quieras, y que siempre quieras vivir plenamente.

Que nunca caiga el techo encima de ti y que los amigos reunidos debajo de él nunca se vayan. Que siempre tengas palabras cálidas en un anochecer frío, una luna llena en una noche oscura, y que el camino siempre se abra a tu puerta.

Que vivas cien años, con un año extra para arrepentirte. Que tus vecinos te respeten, los problemas te abandonen, los ángeles te protejan, y el cielo te acoja. Y que la fortuna de las colinas irlandesas te abrace.

Que tus bolsillos estén pesados y tu corazón ligero. Que la buena suerte te persiga, y cada día y cada noche tengas muros contra el viento, un techo para la lluvia, bebidas junto al fuego, risas para que te consuelen aquellos a quienes amas, y que se colme tu corazón con todo lo que desees.

Buenas compañías, ricas experiencias, abundancia, serenidad, paz en el alma, y alegría, ¡toda la alegría que seas capaz de sentir! Este año hace falta, especialmente.

Para ti y los tuyos, ¡feliz 2021!

CUENTO: el caballo de Milton Erickson

La sabiduría en tu Inconsciente

CUENTO: el caballo de Milton Erickson

Esta metáfora tiene mucho que ver también con cómo se lleva a cabo la psicoterapia. 

Milton Erickson fue el creador de la Hipnosis Ericksoniana. Entendió el inconsciente como un cajón lleno de recursos a los que ir abriendo el acceso, convirtió las dificultades en oportunidades y vivió comprometido con el desarrollo de su método y la salud de sus clientes de terapia.

A ver qué te parece la historia: 

Contaba Milton Erickson que un día, mentras miraba por la ventana de su casa, vio llegar  a un caballo, que iba solo y parecía que se hubiera perdido. El bello animal no llevaba marca alguna que lo identificase, y aun así, Erickson se propuso devolverlo a su amo.

Montó el caballo y lo condujo hasta la carretera. Una vez allí, dejó que el propio caballo decidiera hacia dónde quería ir. Él sólo intervenía si el caballo se desviaba del camino para comer o para pasear en los prados de los alrededores: lo devolvía con respeto al camino una vez el caballo estaba listo.

Continuaron así unos cuantos kilómetros hasta que llegaron a una granja. Allí el animal se detuvo. Salió el granjero a recibir la inesperada visita y al ver su caballo preguntó: “¿Cómo ha sabido que este caballo era nuestro?» a lo que Erickson respondió: “Yo no lo sabía… El caballo sí. Yo sólo he tenido que mantenerlo en el camino.»

Esta es la manera en que Erickson explica que tu inconsciente tiene una parte sabia, valiente, amorosa, que sabe todo lo que es bueno para tí, y que se trata de abrir el camino hasta ese lugar que contiene  información tan valiosa. ¿Cómo? Pues por supuesto a través de la Hipnosis Ericksoniana, y también de la interpretación de los sueños, de la terapia, de la atención consciente, la meditación o Mindfulness, del uso de las metáforas...

Cualquiera de estos y algunos caminos más abren paso a tu inconsciente. 

Entonces, una vez leído el cuento... ¿cuál es tu camino?

¿En qué quedamos? ¿Me enfoco en mis objetivos o en vivir el Aquí-Ahora?

O cómo equilibrar el presente y el futuro

¿En qué quedamos? ¿Me enfoco en mis objetivos o en vivir el Aquí-Ahora?

Estos días me parece importante y útil buscar un equilibrio temporal en nuestros objetivos vitales para sostener un cierto bienestar a pesar de que nos han sacado de una patada repentina de nuestra zona de confort. Me sigo refiriendo a las restricciones generadas por la pandemia, claro.

POR UN LADO, enfocarnos a objetivos a corto y medio plazo, nos ayuda a ir transitando con un buen foco, concreto y bien apuntado en el día a día. Con acciones simples como por ejemplo, una lista diaria de cómo quiero organizarme este miércoles. Más que decir "cómo me voy a entretener", puedes decir cómo "quiero organizarme el día".

Lo de "entretenerte" tiene dos interpretaciones:

  • divertirte: encontrar actividades amenas, divertidas, que aporten interés, diversión con sencillez, poca complejidad, poco esfuerzo.
  • desconectarte: entretenerte para no tomar conciencia de lo que te pasa en cada momento. Para obviar lo que la Vida te presenta para resolver. Vivir adormecido o distraído.

Así que ojo, porque ambas están separadas por un delicada frontera que puede ser difícil de distinguir.

POR OTRO LADO, poner el ojo en el futuro. En aquello por lo que quieres luchar y donde quieres poner tu energía, cuando la situción lo permita.

En algunas sesiones de terapia, y ante esa inquietud de muchas personas generada en parte por no tener un marco temporal sobre el que desplegar su vida, hago la siguiente propuesta:

Haz dos listas de propósitos:

PRIMERA LISTA: aquellas actividades, conversaciones, aprendizajes que sea posible desarollar AHORA. Aquí te va a ir muy bien la práctica del Mindfulness: enfócate en el Aquí-Ahora, porque es donde transcurre la Vida. Aquellas cuestiones que con tus circunstancias actuales SÍ puedes llevar a cabo: sal a caminar 30' cada mañana, haz una dieta depurativa o cocina un pastel, mejora tu metodología y rendimiento en el teletrabajo, sácale todo el jugo a la socialización on-line, fórmate en aquello que estabas posponiendo por falta de tiempo para desplazarte...

SEGUNDA LISTA: aquellas actividades, conversaciones, aprendizajes que ahora NO puedan darse por cuestiones obvias de restricción, y que sean importantes para tí. Algunos ejemplos: el viaje que te ilusiona, encontrar un nuevo trabajo, mudarte fuera de la ciudad, reiniciar la búsqueda de pareja, montar una gran fiesta para celebrar todo lo que no has podido celebrar durante la pandemia... Puedes empezar a elaborar tu PLAN DE ACCIÓN, a preparar los recursos (materiales, personales, relacionales) que necesites para obtener tu propósito, a tomar conciencia de la importancia y a ilusionarte. Aquí vas a necesitar practicar la paciencia y la templanza, porque es incierto cuándo vas a poder desarrollar algunos de tus planes.

Equilibra el tiempo que dedicas a cada una de las listas y a su desarrollo. Pon atención hacia dónde se va tu energía y busca la manera de que en este proceso, te sientas en crecimiento y construcción de tu Vida. 

Con esta tarea, muy probablemente vas a sentir más plenitud, más protagonismo en tu Vida, mayor autorealización y probablemente, más paz interior. Cosa que no está nada mal, esto puede ser el inicio de lo que tú decidas construir. Vale la pena, ¿no?

La Vida es una aventura en la que no dejan de pasar cosas. Y enfocarte en tus objetivos favorecerá (no es una cuestión mágica, sinó de trabajo y enfoque) que esas cosas que pasen, sean las que tú quieres. O que se acerquen. O que te den pistas para seguir intentándolo.

¿Por qué la psicóloga me pregunta si como bien?

Alimentación, bienestar y gestión emocional

¿Por qué la psicóloga me pregunta si como bien?

Como decía Hipócrates, considerado por muchos el Padre de la Medicina: 

Que tu alimento sea tu medicina
y tu medicina sea tu alimento

Algunas personas se sorprenden cuando, en la sesión de terapia, les pregunto:

¿Cómo es tu alimentación?
¿Comes mucho, poco, sano, bollería, te olvidas de comer, comes compulsivamente...?
¿Tienes dificultades con tus digestiones?

Esa respuesta da muchas, muchas pistas... Cómo comes tiene mucho que ver con tu área de cuidado personal. Comer bien es cuidarse, quererse, tomar responsabilidad de la salud.

Esta máxima de Hipócrates, tan conocida y reconocida, enlaza perfectamente con en enfoque de la Salud en las 3 dimensiones: Mental, Emocional y Física. Se sigue avanzando en esa idea que, aunque conocida e importante, todavía no tenemos del todo integrada:

EMOCIONES Y ALIMENTACIÓN, VAN DE LA MANO.

Por un lado, encontramos multitud de disciplinas de la salud, en su sentido más amplio, que aúnan lo físico y lo emocional, que dan protagonismo y relevancia al cuerpo y sus manifestaciones: la PNL, la Gestalt, la Psiquiatría Nutricional, la Medicina Tradicional China (a través de la acupuntura o el Chikung), el Mindful Eating, la Nueva Medicina Germánica... Algunas son "nuevas" y otras tienen más de 4.000 años. No es una idea innovadora. Sólo que en algún momento, se nos olvida.

Paquita Salas: la supervivent resilient

Fins i tot els metges s'inspiren en ella durant la COVID

Paquita Salas: la supervivent resilient

L'altre dia vaig preguntar a una metgessa (col·lectiu dels més castigats en la crisi COVID): "Coneixes la sèrie Paquita Salas?" i em va respondre "Síííí! Me la poso per animar-me!!". La Paquita Salas té molt de carisma, ja veus!!!!

No sé si coneixes aquesta sèrie a Netflix, Paquita Salas management. És divertida i carregada d'innocència, bon humor, excel·lents interpretacions, cameos diversos i sorprenents, participació i coordinació d'actrius i actors tan diferents com Juan Echanove, Ana Obregón, Terelu Campos o Belén Cuesta. Un càsting variopinto, original i molt efectiu.

La Paquita cau i torna a caure i torna a caure... i sempre s'aixeca. M'encanta aquesta dona! Bé, en realitat no és una dona, qui la interpreta és Brays Efe, un home amb experiència en quasi totes les facetes relacionades amb el cinema i la televisió. La seva interpretació és genial.

Tres coses a destacar en aquest personatge:

  • la RESILIÈNCIA, que ja sabem que té a veure amb caure i tornar-se a aixecar. Amb no defallir. Amb mantenir la tenacitat i l'aprenentatge malgrat no assolir els objectius desitjats.
  • com té de clar el seu OBJECTIU: ser representant de professionals del cinema. I com revisa, busca noves maneres, inventa diferents enfocaments, recrea distintes escenes per a fer realitat el seu propòsit.
  • el valor de la BONDAT. En algunes escenes em posa una mica nerviosa, i m'assalta aquella dita popular que resa que "dues vegades BO, és BOBO". Però en realitat, la Paquita no és boba, només és bondadosa i coherent. No sé si a tu també t'ho sembla.

En quina d'aquestes o d'altres característiques de la sèrie podria ser inspiradora per a tu? Buscar inspiració en temps de restriccions és sanador i possibilitador. I aviva la imaginació, l'esperança i la motivació per a seguir creixent, per a seguir avançant.

A mi aquesta sèrie m'ha ajudat a recordar-me que allò simple i fresc alegra i alleugera la vida. Que és preciós entrar en les profunditats de la humanitat, navegar introspectivament, revifar els debats intensos i les sobretuales d'opinions contraposades, enèrgiques i respectuoses. I que, a més a més, de tant en tant està molt bé veure Paquita Salas!

Si t'animes, ja m'expliques.

Terapia on-line. Desmontando prejuicios.

Terapia on-line. Desmontando prejuicios.

Muchos de mis prejuicios sobre el trabajo terapéutico on-line se han desvanecido.

Es asombroso lo cerca que estamos a través de la pantalla, la intimidad que aporta poder entrar en vuestras casas, las profundas tomas de conciencia, los "directos" del trabajo on-line (por ejemplo, cuando llama a la puerta durante la sesión la persona sobre la que estamos trabajando el vínculo), la comodidad que aporta poder seguir las sesiones desde tu sillón preferido.

Contenta por el trabajo realizado por la pantalla desde el inicio de la pandemia.

Y agradecida por haber abierto la mente para probar y aprender.

Esto se alarga... ¿Qué hago con mi angustia?

Cuando la incertidumbre se hace menos soportable. Transitar las emociones.

Esto se alarga... ¿Qué hago con mi angustia?

Algunas personas disfrutamos al principio del confinamiento. Algunos días, incluso sentí algo parecido a la euforia, provocada por la imposibilidad de salir de casa y la necesidad impuesta de parar, algo que no consigo por mí misma, ya que soy dada a estar siempre haciendo cosas. Ese fue uno de los regalos del confinamiento, aunque hay bastantes más.

Por suerte, no he perdido a ningún familiar ni amigo, y no he perdido mi trabajo, y en mi entorno afectivo las consecuencias en salud y económicas han sido mínimas. Por eso puedo hablar de "regalos del confinamiento". Me siento afortunada, y a la vez me entristece y angustia saber que tanta gente lo está pasando mal. 

Hablo con muchas personas a lo largo de la semana en las sesiones de terapia. Y he podido ir acompañando y observando -y experimentando también en algún momento-, cómo al cabo de unas semanas, o meses, ese disfrute se fue transformando.

Por ejemplo: en angustia, soledad, ganas de huir clandestinamente, apatía, acomodamiento, gritos que de repente se sueltan y no se sabe de dónde vienen ni a qué responden, llantos, enfados, irascibilidad, miedo declarado o diversas formas de miedos ocultos que se avergüenzan de ser vistos... Esas y otras reacciones son las que aparecen también en terapia, y son las que, desde la necesidad de cada persona, vamos trabajando a través de la pantalla para conseguir un mayor bienestar, una mayor aceptación y una mejor calidad de vida emocional y mental.

Hay más causas -¡¡la Vida sigue!!-, pero muy probablemente esta pandemia es la causa de muchas de esas emociones. Y como seres humanos que somos, necesitamos herramientas para transitarlas y no quedarnos fijados en ellas. 

Por ejemplo, para la angustia, la ansiedad. Puedes probar algo así como... me angustio... tomo conciencia de esa angustia... la respiro... me doy cuenta de qué pensamientos están ligados a ella... de cómo mi cuerpo responde... Sigo. Cuál es la Intención Positiva de esa angustia,  qué recursos tengo para gestionarla, cómo lo he hecho otras veces que he sentido angustia... Seguramente, cuando haya llegado a este punto, esa angustia ya se ha diluido en gran parte, o un poquito al menos.

Todo esto, sin tener que aprender nada más. Quiero decir que la gestión de la angustia tiene bastante que ver con tomar conciencia de la misma y respirarla en calma, atendiendo al cuerpo en lugar de centrarnos en los pensamientos. Pruébalo.

Y es que el contexto en el que vivimos impacta directamente en nuestro mundo emocional.

Es comprensible: nuestro mundo se ha hecho más pequeño desde que se declaró el estado de alarma. Y de eso hace ya casi 6 meses. Mucho tiempo, y aún no nos hemos podido acostumbrar. Por suerte, nuestro organismo, nuestras emociones, se quejan con ansias de volver a la libertad anterior: para abrazarnos, para desplazarnos, para trabajar... Ojalá también con algo más de responsabilidad por el planeta y algo más de sentido de comunidad y aprendizajes sobre cómo cuidarnos entre todos.

También sabemos que existen muchos, muchísimos recursos para gestionar mejor nuestro mundo emocional. Ahora y siempre, claro. Pero... el Ahora nos está diciendo que como no nos pongamos las pilas aprendiendo resiliencia, aprendiendo a poner atención en nuestra mente para que no se dispare y genere escenarios catastróficos, lo vamos a pasar mal durante un tiempecito, porque ya vemos, esto se alarga.

Date un tiempo e invierte algo de dinero para aprender recursos y herramientas.

Busca la terapia, el o la profesional, las lecturas, el retiro, los videos de youtube, las experiencias que intuyas van a serte más útiles. y date el permiso para aprender y crecer. Seguramente, te va a ir mejor mientras dure esta crisis y estarás más preparada y menos desgastada para cuando acabe

El niño al que se le murió un amigo

Cuento de Ana Maria Matute con profundidad sobre el duelo

El niño al que se le murió un amigo

¿Recuerdas la primera vez que murió alguien cercano y querido? ¿Qué edad tenías? ¿Qué recuerdos guardas de ese momento?

La primera muerte a la que nos enfrentamos en la vida es, como mínimo, impactante. Muchas veces, dolorosa. En algunas ocasiones, desgarradora y traumatizante.

A edades tempranas en las que no se alcanza todavía a entender qué es la muerte (en realidad algunas personas no quieren entenderlo nunca), suscita muchas preguntas, y tal vez menos dolor. El sentimiento de pérdida se va "entendiendo" conforme se va viviendo en la experiencia que esa persona ya no está.

Lo que a mi modo de ver es muy real es que la primera muerte con la que nos encontramos, nos hace madurar. Es una escena vital significativa en nuestro desarrollo. Y deja la huella del primer duelo, la primera pérdida humana. El primer "nunca más".

En este cuento Ana María Matute lo metaforiza con esa maestría y templanza que la caracteriza.

A ver qué te parece, léelo con el corazón abierto y sereno para escuchar su voz de fondo:

 

LA PELÍCULA: HIPÓCRATES,

El valor de una promesa. Cómo empieza la vida profesional de los médicos residentes.

LA PELÍCULA: HIPÓCRATES,

Esta peli me ha impactado más por lo que tiene que ver conmigo que por la peli en sí.

Acompaño a través de la psicoterapia a un buen número de profesionales sanitarios, específicamente a médicos residentes. Especialmente, durante esta crisis del COVID-19.

Lo que cuenta la película es tan cercano a lo que me cuentan ellas, que me ha emocionado y me ha hecho valorar aún más si cabe el trabajo que realizan cada día, cada noche, cada guardia. Lo cuenta de manera cercana, real, dura y amorosa a ratos, tal como es el ejercicio de su profesión.

Lo que los médicos residentes viven en sus primeros meses de trabajo a menudo es extenuante, a menudo con escasos recursos, y lleva integrada esa gran responsabilidad y humanidad que caracteriza la profesión.

Me ha parecido tan buena que no voy a contar más, sólo te invito a que la veas.

Tal y como dice Antón Alva:

La cinta transmite verdad, cercanía y contagiosa verosimilitud. Parece más un testimonio que no una ficción, y que funciona como radiografía certera de unas vivencias cotidianas llenas de fuerza.

Las 4 fases de aprendizaje versus el "lo quiero ya"

Proceso versus Impaciencia

Las 4 fases de aprendizaje versus el

Algunas veces algunas personas quieren los cambios para YA.

Eso es lícito, pues claro, aunque en la mayoría de los casos, no es realista. Sobre todo cuando te refieres a esos deseos vitales que te acompañan desde hace tiempo, y que muy probablemente, requieren diseñar pasito a pasito.

Por ejemplo: visualizar el objetivo, formularlo correctamente (la PNL te ofrece una valiosa fórmula: los parámetros para la correcta formulación de un objetivo, míralos en este enlace), definir un Plan de Acción, probar algo nuevo cuando lo que probaste no funcionó (¿conoces el POPS? Otra técnica de PNL para facilitar la consecución de objetivos), saber qué recursos necesitarás y obtenerlos...

Definimos 4 fases en el proceso de aprendizaje:

  • INCOMPETENCIA INCONSCIENTE: No sabes que no sabes. No hay conciencia de la carencia en cuanto a la actitud, habilidad o conducta. Vives  con tranquilidad y sin saber que te faltan aprendizajes. Por ejemplo: 
    • como nunca te has planteado conducir un coche, no sabes que no sabes hacerlo (te falta la experiencia).
    • gritas a las personas cuando les hablas. Como nunca nadie te ha dicho que eres desagradable, no sabes que no hablas con empatía y cortesía

  • INCOMPETENCIA CONSCIENTE: Sabes que no sabes. Aunque en este paso sufres más, dándote cuenta de tu carencia, representa un avance respecto al anterior, en el que vivías en la ignorancia. Por ejemplo:
    • subes al coche y pruebas conducir: ¡qué difícil! Ahora sabes que no sabes, porque lo has probado y no has podido hacerlo correctamente.
    • alguien, un día, generosamente te da feedback sobre tu manera de dirigirte a los demás: Cuando me gritas me siento agredida

  • COMPETENCIA CONSCIENTE:  Ya sabes hacerlo y aún necesitas poner atención y esfuerzo para desarrollar bien esa conducta específica. Por ejemplo:
    • has aprendido a conducir, aún necesitas fijarte mucho para hacerlo bien.
    • te has inscrito en un curso de Asertividad, has aprendido cómo ser asertivo y técnicas como el DEPA. Todavía haces el esfuerzo mental de recordar conscientemente la técnica para no volver a tu respuesta agresiva. Ya eres capaz de responder sin agredir, sólo que aún te cuesta algo.

  • COMPETENCIA INCONSCIENTE:  Sabes cosas y las desarrollas de manera automática (o casi), sin esforzarte. Podríamos hablar de rutinas o de Programas bien integrados. Por ejemplo:
    • has conducido mucho y ya puedes hacerlo de manera automática, sin esfuerzo y placenteramente.
    • a base de practicar, has integrado las respuestas asertivas y ya te salen sin tener que prepararlas.

INCOMPETENCIA INCONSCIENTE y COMPETENCIA INCONSCIENTE SE PARECEN EN QUE EL GASTO ENERGÉTICO ES POCO O MÍNIMO.

“El tonto que no sabe, no sabe que no sabe. 
El sabio que no sabe, sabe que no sabe; el sabio que sabe, sabe que sabe.
El tonto que sabe, no sabe que sabe.”

“La Danza de la realidad," de Jodorowsky” 

 Y, una última pregunta: ¿cómo sabes que no sabes que no sabes? Este es el peligro de la Incompetencia Inconsciente... Al no saber que no sabes, no buscas recursos ni respuestas, difícil desarrollarse en estas circunstancias.

Algunas pistas para saber sobre tí:

  • pide feedback a 2 o 3 personas de confianza: ¿Qué tal hago esto? ¿Qué crees que podría mejorar en cuanto a...?
  • cuestiónate tus verdades absolutas. El trabajo de creencias -sobre todo de las creencias limitantes- es un potente mundo de introspección y de nuevas posibilidades para tu Vida.
  • prueba cambiar tus rutinas, salir de tu zona de confort, interesarte por ámbitos de experiencia diferentes, visitar nuevos entornos, conocer personas distintas...

Tu mente agradecerá los cambios (aunque a ratos se resista) y tú obtendrás una vida más plena, más parecida a lo que realmente quieres para tí.

Des-ocuparte para inspirarte y tomar buenas decisiones

Breve experiencia de contemplación y contentamiento

Des-ocuparte para inspirarte y tomar buenas decisiones

El otro sábado aproveché muchísimo la mañana haciendo nada. 
Y fue impresionante la de decisiones buenas para mí que tomé sin tomarlas.
O sea, que me dejé en paz, y aparecieron solitas.

A mí por mi fondo de carácter me cuesta pararme, dejar de hacer. Ahora bien, cuando lo consigo, me siento como si me hubiera dado el mejor regalo del mundo.

Y tú, ¿te ocupas todo el tiempo? ¿Te estresas porque los platos no están súper-limpios y la cocina perfectamente recogida? 

En los cursos de PNL, cuando trabajamos sobre las creencias, me asombra descubrir cómo todavía algunas creencias limitantes sobre el orden y la limpieza estresan, angustian y desgastan a muchas personas. Más mujeres que hombres, tristemente y por motivos históricos y culturales obvios.

Pero aún me asombra más y me maravilla cuando algunas de ellas se liberan de "tener que salir de casa con la cama hecha" o se atreven a priorizar, de vez en cuando, tomar el sol o jugar al parchís en lugar de pasarse la tarde del domingo limpiando y con la mente puesta en cómo de ordenado tiene que estar todo para comenzar la semana.

No existe "la" buena manera.

Existen diferentes mapas, diferentes prioridades, diferentes Intenciones Positivas (puedes revisar conceptos de PNL aquí si quieres) .

Y algunas de estas prioridades, creencias o mapas, hacen más feliz que otros.

Te invito a tomar conciencia de cuáles son tus creencias, qué cosas de tu mapa de la Vida te aportan y cuáles te limitan, a revisar tus prioridades. Para que puedas elegir otras libremente, para que puedas cambiar algunas cosas que no funcionan en tu vida.

No es magia ni falso positivismo: si generas cambios, las cosas cambian...

Y si necesitas a alguien que te acompañe en el proceso, estaré encantada de hacerlo.