• Inici
  • Blog
  • ¿Por qué la psicóloga me pregunta si como bien?

¿Por qué la psicóloga me pregunta si como bien?

Alimentación, bienestar y gestión emocional

¿Por qué la psicóloga me pregunta si como bien?

Como decía Hipócrates, considerado por muchos el Padre de la Medicina: 

Que tu alimento sea tu medicina
y tu medicina sea tu alimento

Algunas personas se sorprenden cuando, en la sesión de terapia, les pregunto:

¿Cómo es tu alimentación?
¿Comes mucho, poco, sano, bollería, te olvidas de comer, comes compulsivamente...?
¿Tienes dificultades con tus digestiones?

Esa respuesta da muchas, muchas pistas... Cómo comes tiene mucho que ver con tu área de cuidado personal. Comer bien es cuidarse, quererse, tomar responsabilidad de la salud.

Esta máxima de Hipócrates, tan conocida y reconocida, enlaza perfectamente con en enfoque de la Salud en las 3 dimensiones: Mental, Emocional y Física. Se sigue avanzando en esa idea que, aunque conocida e importante, todavía no tenemos del todo integrada:

EMOCIONES Y ALIMENTACIÓN, VAN DE LA MANO.

Por un lado, encontramos multitud de disciplinas de la salud, en su sentido más amplio, que aúnan lo físico y lo emocional, que dan protagonismo y relevancia al cuerpo y sus manifestaciones: la PNL, la Gestalt, la Psiquiatría Nutricional, la Medicina Tradicional China (a través de la acupuntura o el Chikung), el Mindful Eating, la Nueva Medicina Germánica... Algunas son "nuevas" y otras tienen más de 4.000 años. No es una idea innovadora. Sólo que en algún momento, se nos olvida.

Por otro lado, nuestro Sistema Digestivo es el Segundo Cerebro Emocional. Muy probablemente has vivido cómo tus preocupaciones se relacionan con emociones específicas, y esto se traduce en síntomas o conductas relacionadas con la alimentación: un nudo en la boca del estómago, ataques de comer chocolate compulsivamente, dolor de barriga, estreñimiento... Más graves son los casos de anorexia o bulímia.

También al revés: el cerebro identifica cuándo no estás teniendo buenas digestiones, y lo traduce en emociones. Ansiedad, angustia, desánimo pueden tener ahí su origen. 

Y cuando estás en equilibrio con tu alimentación, la aceptación de tu cuerpo, y emocionalmente en conexión, el flujo de la energía vital se vuelve plácido y sanador.

Así que

CUIDA TU ALIMENTACIÓN PARA CUIDARTE COMPLETAMENTE.

CHOCOLATE sigmund 4ewSZirtA7U unsplash

Te dejo un par de enlaces a la revista CuerpoMente, que mantiene el enfoque holístico desde siempre, como su propio nombre indica. ¡Con la buena noticia de que el chocolate, también cabe dentro de ese equilibrio saludable!

CuerpoMente: 5 Claves para cuidar tu cerebro

 CuerpoMente: Toma chocolate sin culpa

¡Cuídate!