Los 5 niveles de comunicación

¿En cuáles te mueves preferentemente?
Mònica Lapeyra Pertussini

Los 5 niveles de comunicación

A veces hay personas que se entienden a la perfección. Que a pesar de acabarse de conocer, sienten que ha habido una "conexión profunda" con la otra. A veces, hay personas que sienten que no encajan en determinados grupos. A veces, hay personas que se encuentran solas a pesar de estar rodeadas de otras personas. A veces hay personas que se sienten vacías, o que huyen de compartir sus sentimientos.

El modelo de los 5 niveles de comunicación, de John Powell -escritor y catedrático de la Universidad de Loyola (Chicago)- puede ayudarte a entender por qué te pasa, si tú eres una de esas personas.

Primero, voy a explicar un poco en qué consiste cada nivel de comunicación. 

  1. Superficial o tópica. En la punta de la pirámide. Se refiere a esas conversaciones "de ascensor". Qué mal tiempo hace, qué limpio está el ascensor, cuánto tiempo sin verte, qué dífícil aparcar en este barrio. Son útiles en cuanto a que facilitan romper el hielo y los silencios incómodos para algunos. El nivel de implicación personal es prácticamente nulo.
  2. Social. Los titulares de la prensa, lo que has oido en la tele, lo que van a hacer los vecinos, las actividades que el Ayuntamiento propone en tu ciudad, lo que ayer oíste que comentaba el compañero de trabajo. Hablar sobre lo que pasa "fuera", sobre lo que hace "otros". Es muy frecuente en nuestra sociedad, y puedes estar usándolo desde para no hablar de ti mismo, hasta para el cotilleo o crítica destructiva.
  3. Personal. Un paso más allá del nivel de comunicación Social. Nos implicamos dando nuestra opinion sobre esas cuestiones sociales que debatimos. Me parece bien, me parece mal, opino que, me hace pensar en que... Aquí empezamos a mostrarnos a través de nuestras opiniones o ideas.
  4. Intrapersonal. Otro paso en la profundización de lo compartido en la conversación. En este nivel, nos atrevemos a hablar de nuestras emociones y sentimientos. Este es el nivel en el que nos encontramos compartiendo nuestra intimidad, y solemos elegir bien a las personas con las que lo utilizamos (o eso sería recomendable)
  5. Interpersonal. No solamente te digo lo que siento, sinó que además te digo lo que me pasa contigo. Cuando gritas de esa manera me siento agredida, cuando llego y me has preparado la cena me siento feliz, me encanta compartir charlas contigo, me duele que prefieras salir a pasear que quedarte haciéndome compañía... Es el nivel que resuelve conflictos y el que se usa también en fórmulas asertivas como el DEPA.

Desde mi punto de vista, la soledad con gente alrededor podría tener que ver con estar comunicándote demasiado arriba de la pirámide. Comunicarse "siempre" desde lo superficial, te puede hacer sentir desconectado (de ti y de tu interlocutor). Muchos vínculos toman sentido cuando somos capaces de compartir desde los 2 últimos niveles: el intra y el interpersonal. Acompañar y ser acompañada desde ahí es un regalo para los momentos profundos de la Vida.

¿Siempre hay que comunicarse desde los niveles más profundos? Por supuesto que no. Qué bien sienta también saber manejar bien los niveles más superficiales, porque en la vida también hay momentos de ligereza, de simplicidad, "de ascensor".

Una vez, en terapia, Rosa descubrió que a menudo no se sentía aceptada en algunos círculos que frecuentaba porque "siempre" se acercaba a los demás desde lo profundo. Fue un alivio para ella descubrir que hay momentos para todo y que lo ideal es poder recorrer la pirámide de arriba a abajo. adaptando en cada momento el nivel de profundidad desde el que nos queremos comunicar y acercar al otro.

Es útil para entender tu facilidad o dificultad en la comunicacion. Y antes de elegir en qué nivel te mueves, te propongo hacerte las siguientes preguntas:

  •  ¿En qué niveles sueles moverte?
  • ¿Para qué y por qué lo haces? ¿Qué necesidades satisfaces desde ahí?
  • Si conoces al interlocutor, ¿en qué niveles suele moverse?
  • En el momento de la conversación, ¿en qué momento está "el otro/la otra"? ¿Sintonizareis si le hablas desde el nivel en el que tú te encuentras?
  • ¿Cómo lo haces para adaptarte al nivel del otro, sin dejar de comunicar lo que deseas? ¿Es este el momento, es esta la persona...?
  • ¿Con qué personas de tu entorno eliges compartir desde los niveles profundos?

Algunas personas se adaptan, aciertan, intuitivamente: seguramente viven la comunicación con más facilidad y satisfacción que otras.

Si no fuera tu caso, ya sabes: a practicar. Obsérvate, conócete, observa a los demás, pregúntate, elige y pasa a la acción. Evalúa el resultado. Si lo has logrado, ¡felicidades! Y si no (como suele ocurrir, a la primera a menudo no sale), tal y como nos dice la PNL en sus presuposiciones básicas, prueba otra cosa.

¡Feliz y venturoso camino en el baile de la comunicación!