• Inici
  • Blog
  • Des-ocuparte para inspirarte y tomar buenas decisiones

Des-ocuparte para inspirarte y tomar buenas decisiones

Breve experiencia de contemplación y contentamiento

Des-ocuparte para inspirarte y tomar buenas decisiones

El otro sábado aproveché muchísimo la mañana haciendo nada. 
Y fue impresionante la de decisiones buenas para mí que tomé sin tomarlas.
O sea, que me dejé en paz, y aparecieron solitas.

A mí por mi fondo de carácter me cuesta pararme, dejar de hacer. Ahora bien, cuando lo consigo, me siento como si me hubiera dado el mejor regalo del mundo.

Y tú, ¿te ocupas todo el tiempo? ¿Te estresas porque los platos no están súper-limpios y la cocina perfectamente recogida? 

En los cursos de PNL, cuando trabajamos sobre las creencias, me asombra descubrir cómo todavía algunas creencias limitantes sobre el orden y la limpieza estresan, angustian y desgastan a muchas personas. Más mujeres que hombres, tristemente y por motivos históricos y culturales obvios.

Pero aún me asombra más y me maravilla cuando algunas de ellas se liberan de "tener que salir de casa con la cama hecha" o se atreven a priorizar, de vez en cuando, tomar el sol o jugar al parchís en lugar de pasarse la tarde del domingo limpiando y con la mente puesta en cómo de ordenado tiene que estar todo para comenzar la semana.

No existe "la" buena manera.

Existen diferentes mapas, diferentes prioridades, diferentes Intenciones Positivas (puedes revisar conceptos de PNL aquí si quieres) .

Y algunas de estas prioridades, creencias o mapas, hacen más feliz que otros.

Te invito a tomar conciencia de cuáles son tus creencias, qué cosas de tu mapa de la Vida te aportan y cuáles te limitan, a revisar tus prioridades. Para que puedas elegir otras libremente, para que puedas cambiar algunas cosas que no funcionan en tu vida.

No es magia ni falso positivismo: si generas cambios, las cosas cambian...

Y si necesitas a alguien que te acompañe en el proceso, estaré encantada de hacerlo.

Enllaços

La CONTRA: Sí, podemos acostumbrarnos a no estar siempre ocupados e incluso sacarle provecho