De la Autoestima a la Felicidad

Algunas pautas de trabajo y lectura para consolidar la tuya
Mònica Lapeyra Pertussini

De la Autoestima a la Felicidad

El gran Rojas Marcos nos regala esta frase en el ensayo divulgativo que escribió en 2020, en plena pandemia.

En dicho ensayo, -Salud y optimismo. Lo que la ciencia sabe de los beneficios del pensamiento positivo. Ed. Grijalbo.- habla de optimismo, de sacar provecho a la vida, de ser proactivo, de que no hay fórmulas mágicas, de que los cambios se logran desde:

Autoobservación + Organizarse + Trabajo Personal

para conseguir aquello que deseas. Estoy de acuerdo.

Hay otra fórmula del gran @marcelgenestar que complementa la anterior:

Difícil + Práctica = Fácil

Brillante par de indicaciones que te indican el camino a seguir.

Volviendo a la de Rojas Marcos. Como bien habrás observado, con esta frase también habla de Autoestima.

Seguro que sabes que "Autoestima" tiene que ver con "quererte".

¿Ampliamos esa definición?

La palabra "Autoestima" también se refiere a "aceptarte", a "cuidarte", a "mimarte", a "hablarte bien y ser amable contigo", a "no compararte" y a "saber que eres una persona única, irrepetible, llena de recursos y posibilidades".

Construir una Autoestima sólida es un pilar vital para realizar tus proyectos, mantener la perseverancia, aceptar que te mereces lo bueno, mantenerte resiliente cuando las cosas no salen, confiar en ti, ser un buen profesional, un buen padre o madre, una buena pareja, una persona en quien confiar, un buen líder. 

También para ser una persona feliz.

En realidad, es una de las competencias de la Inteligencia Emocional que describió Daniel Goleman sobre la que se sustentan, en gran parte, todas las demás. Él solía dar dos buenas noticias, después de explicar todas las competencias de su clasificación -la primera, la que abrió las puertas de la Inteligencia Emocional a las Organizaciones por su rigurosidad y claridad-:

  • todas las competencias se aprenden
  • en el final, todo se resume en Autoconocimiento

Así que si quieres seguir aprendiendo, ahí van dos lecturas para este verano. 

Obviamente, sólo con leer no hay bastante. En ambos hay un montón de propuestas prácticas para que puedas practicar e ir añadiendo, ladrillo a la drillo, los necesarios para que la construcción sea fuerte y no se tambalee con los vendalaves de la Vida.

Y si quieres, me cuentas cómo te autoestimas tú.